Ad

RESTAURANTE EL MANSO TORO, LA MEJOR PARRILLA EN CARNES SELECTAS

Una auténtica puesta en valor de la tradición y el producto de calidad en cortes de carnes seleccionadas. El nuevo restaurante invita a una experiencia única con los sabores y gustos típicos de los curicanos.

 

Todavía sus dueños no han celebrado su primer mes de apertura y Restaurante El Manso Toro, Curicó, ya es puro éxito. Su propuesta gastronómica con identidad propia se apoya en un eje principal, los mejores cortes de carnes rojas premium a la parrilla.

Ubicado en Isabel la Católica 392, esquina Avda España, Restaurante Manso Toro no sólo tiene una ubicación privilegiada y una carta consolidada, sino que sus dueños Mauricio Alarcón, 46, y Leopoldo Mancilla, 45 años, saben del teje y maneje en restaurante. Este es su tercer El Manso Toro. Todo comenzó en 2012, en Pirque, cuando encontraron un local disponible para restaurant. Una intención que venía dándoles vuelta era instalar un restaurante de carnes. Conocedores de la buena mesa, los excompañeros de empresa de logística, no tenían más experiencia en el rubro que la que les daba “comer mucho afuera y ser bien críticos”. El local disponible en Pirque reunía las características para ofrecer el enfoque que querían. “Dar servicio al turismo de la zona. Estamos ubicados al lado de la Viña Concha y Toro y de muchas otras viñas, en un valle con un gran circuito de turistas y con pocas alternativas en restaurante”, señalan.

Mauricio entusiasmó a su socio y acondicionaron el local; encontrar el mejor nombre era lo siguiente. “Queríamos uno potente, con concepto. Nos gustó El Manso Toro, inspira confianza e identifica de inmediato con variedad en cortes de carnes”. Con una carta tradicional que hasta ahora conservan, empezaron. Éxito inmediato. Hoy El Manso Toro, Pirque, es un clásico permanente y el restaurante se llena todos los días. El secreto. “Comida rica. Tratar las materias primas con respeto y trabajar con los mejores productos que se nos ofrece”, afirma Leopoldo. Con esta misma mirada y ahora ya con experiencia, en 2016, los socios abrieron El Manso Toro, Calera de Tango. “Allí ofrecemos el mismo concepto, carnes premium, vinos seleccionados y un buen servicio”, agrega Mauricio.

 

Restaurante El Manso Toro, Curicó

Curicó para los socios santiaguinos siempre estuvo en el radar, Leopoldo tiene familia que vive en Curicó y a quienes a menudo visitaba. De ahí, suponía que sería bueno ampliar la oferta gastronómica en la ciudad. La decisión vino cuando los socios encontraron disponible el local en la ubicación que buscaban. Como en sus anteriores locales, El Manso Toro en Curicó, conserva el mismo sello en interiorismo. Se trata de un restaurante que destila personalidad, donde el color negro en mobiliario y paredes unifica las diferentes zonas del establecimiento. Mesas con cubierta de cuero negro y paredes cerámico tipo piedra negra en los tres espacios. Dos terrazas y un interior con el bar enfrentado como protagonista. Los amplios ventanales aportan generosa luminosidad. Y al ingreso el elemento decorativo que personaliza el restaurante: varias esculturas de toros en cerámica y metal.

En carnes sus dueños mantienen sus proveedores tradicionales en sus tres restaurantes. “En carnes y mariscos trabajamos con los mismos proveedores que nos han acompañado durante todos estos años; productos certificados, carnes Angus calidad Premium. Buscamos que quien come En El Manso Toro Curicó, encuentre el mismo sabor, corte y calidad en Manso Toro Pirque o Calera de Tango”. Por estos días en Curicó, la propuesta gastronómica la dirige el mismo chef que inició con ellos en 2012. “Nos permite mantener el estándar de cocina bien ejecutada, con la técnica y toques precisos de creatividad en montajes de platos”, afirma Mauricio.

 

Especialidades de la casa

Para los socios la cocina también es identidad y cuidan incorporar platos que aporten localía a sus restaurantes. “La carta Manso Toro, Curicó, replica la misma  que trabajamos en Pirque y Calera de Tango, no obstante, en cada restaurante incorporamos platos nuevos, que no están en una u otro local y que aportan referencia de gustos locales”, dice Mauricio. En Curicó la nota alta la pone la Plateada El Manso Toro; que además de tomarse su tiempo en cocción lenta, el acento está en el sabor y esa variable siempre funciona.

Pero El Manso Toro dispone también de al menos una docena de entradas y picoteos, destacan los sabrosos Mix de mariscos, Camarones al ajillo y pil pil, Machas a la parmesana, Mix de empanadas, salmón, pollo al ajillo. Un entrante muy recomendable es la tabla El Manso Toro.

El Manso Toro trabaja cortes sabrosos en la Parrilla Premium, sin interiores y sólo carnes rojas, como filete, lomo liso, lomo vetado y entrecote. También recomendable la Parrilla Especial, costillar, lomo liso, lomo vetado. No obstante sus dueños, en su experiencia en Curicó, admiten que los curicanos prefieren un buen corte. Carnes Angus que lleguen a la mesa al punto de cocción solicitado. La carta es pródiga en esta especialidad: Manso Toro Steak entrecote, Entraña Angus, Filete, Asado de tira, Lomo liso. Entre otros cortes, Cuadril de wagyu, Pollo a la Parrilla, Costillar de Cerdo, Costillas ribs, y un celebrado Garrón de cordero magallánico. Para acompañar, una clásica Ensalada fresca del huerto, Mediterránea con pimentones asados, Chilena, Apio palta y un gran acierto la de Palmito palta. También hay opciones para niños igual de deliciosas. Igual de buenos opciones en risottos y pastas caseras.

Entretenida es la propuesta de los postres que sus dueños han ido incorporando valor agregado al concepto tradicional. Churros, una propuesta deliciosa con pinta gourmet, churros que se acompañan con helado y salsas para untar. También disponibles para elegir, Leche asada, Helados, Castañas en almíbar, Papayas al jugo, Torta merengue lúcuma, panqueques y el tradicional Arroz con leche.

Cierra la oferta un puñado de cocteles que buscan encaminarse hacia visos más autorales y una quincena de etiquetas de vinos tintos y blancos. Una fresca terraza exterior para fumadores y para disfrutar del aperitivo. En general, la oferta es amplia, variada, ejecutada con todo cuidado. El sabor de sus productos son una propuesta que va más allá del promedio y el servicio que se ofrece es de lo mejor.

Dirección: Isabel la Católica 392, esq Avda. España. Teléfono: 75 2342540. Horarios: Lunes a sábado 12,30 a 23,30 atención permanente. Domingo: 12,30 a 17,00.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares