CONSUELO MÁRQUEZ , EN EL CULTIVO Y EXPORTACIÓN DE PEONÍAS

Esta multifacética mujer nunca deja de sorprender. Dueña de una energía desbordante y siempre llena de proyectos, esta vez se la juega por un nuevo desafío: su plantación de peonías. Aquí nos cuenta algo más de su nuevo emprendimiento.

 

La Consuelo, 55 años, 5 niños, es conocida en Curicó por su escuela de equitación La Tropilla en la que durante más de veinticinco años se dedicó en cuerpo y alma a enseñar no sólo a montar sino también a que los niños aprendieran a descubrir todo un mundo en su relación con los caballos.

 

Hoy esta mujer ya lee los caballos, conoce su sicología, tiene una manada de diez equinos y ella es una más de esa manada. “El animal es tan sensible que capta las energías de las personas y las hace suyas, eso me ha ayudado a entender los momentos emocionales de los niños y así poder ayudarlos. Toda esta experiencia hoy me permite ser una facilitadora de caballos, me sirve para orientar y hacer una terapia con niños que han sido vulnerados de la Fundación Crate. Los inserto en la manada para ir conociendo de ellos.  Es una conexión muy especial la que se logra entre los niños y los caballos.

 

Además, Consuelo hace tres años fue llamada para trabajar en el centro de capacitación laboral Iberia en San Clemente, en un proyecto de hipoterapia con niños autistas, con asperger, daño cerebral y niños abandonados. Esto lo financia la colonia española de Talca y atienden cerca de veinticinco niños semanales de entre 16 a 26 años. “Esta es una pega demasiado entretenida que me llena el alma y siento que tengo mucho que aportar.

 

Las peonías: todo un mundo por descubrir

 

Y como tiene una energía y empuje envidiable y siente un gran amor por la tierra y el campo, además de trabajar codo a codo en las cerezas que tiene con su marido José Luis Callejas, hace diez años decidió ser floricultora y aventurarse en el mundo de las peonías. “Es un trabajo que lo hacemos en familia, todos cooperamos en algo. Tenemos una hectárea de peonías y media hectárea de sinphorycarpus, en el sector de Los Guindos en Sarmiento”. Un negocio que ha ido de menos a más y que la tiene fascinada porque todos los días se aprende algo nuevo. Trabajar con la tierra ha sido muy enriquecedor y cuando se les dio la oportunidad de este negocio no lo dudaron. Partió como algo romántico, pero hoy su marca La Tropilla ya están exportando su producción a distintos países del mundo.

 

¿Cómo es el proceso de cultivo de las peonías?

 

Los rizomas se cultivan de la siguiente manera, primero se plantan, a los dos años salen las flores, al tercer año empieza la primera producción. Cada planta da entre diez a quince varas aproximadamente y se saca alrededor del 60 por ciento que es lo que vendes o exportas y el resto necesariamente debe quedar en la mata, si tú cosechas todo, le quitas toda la energía a la planta y al año siguiente no te da flores. Es muy importante conocer bien como se hace el trabajo y conocer la planta que uno tiene, el tipo de suelo, las temperaturas etc. Mi hija mayor, la María Jesús que es agrónomo me asesora, Joaquín me vende en Santiago lo que es comercial, la Consuelo me vende lo comercial acá en Curicó y la Antonia y José Luis que viven en Puerto Varas venden allá. Acá cada miembro de mi familia aporta con lo suyo y nos ha permitido unirnos y entretenernos en este negocio.

 

¿Cómo es la cosecha?

En esa época, de octubre a noviembre, se acaba el romanticismo son días del terror en que no se para de trabajar porque tu estas cortando y debes ser muy cuidadoso para que la flor no se dañe, no se abra etc. A los cuatro días de la cosecha el producto ya debe estar en Miami o Nueva York impecable. Tienes que saber exactamente cuándo es el punto de corte, que no esté muy verde, ni que se te abra. La experiencia nos ha permitido manejar los tiempos y conocer de los procesos. He leído mucho de este tema y busco estar informada. Manejo todos los temas de fertilización y siempre estoy buscando aprender.

 

¿Y cómo va este nuevo emprendimiento?

Hoy ya nos hemos posicionado más con el tema de las flores, tenemos un volumen interesante en donde el 95 por ciento de la producción se exporta a Estados Unidos y Europa a través de una exportadora holandesa. Hoy las peonías están siendo flores muy cotizadas y nosotros tenemos la suerte de sacar la peonía contraestación, cuando la cosechamos en octubre-noviembre son las primeras que están llegando al mercado al hemisferio norte.

 

¿Tienen intenciones de seguir plantando?

No sacas nada con tener diez hectáreas de peonías porque vas a perder la mitad. El nicho es bien chiquitito tu vendes cuatro cajas de 100 a 120 flores a un cliente de Nueva York, seis cajas a otro de Los Angeles y así. Es súper importante que las personas que trabajan en la tierra, con seres vivos, con plantas, por ejemplo, tengan la sensibilidad de darse cuenta que cada planta es diferente, cada hilera es diferente y necesita una atención y una energía especial. Recorrer cada planta, ver la que está enferma, la que esta mustia, la que da más botones. Saber lo que cada planta necesita. La luz, la temperatura, el suelo, el riego, el abono, el entutorado, la poda todo debe ser hecho con dedicación y cariño.

 

 

Un alto en el camino

 

Hace cinco años y medio Consuelo tuvo un accidente en su yegua y estuvo un mes en cama, tiempo en que pudo reflexionar y darse cuenta que había cosas en su vida que tenía que cambiar. “Algo tenía que aprender de este accidente y hoy con perspectiva pienso que aprendí a parar, iba muy rápido, llena de actividades, aprendí a disfrutar más, a delegar, a estar con los que realmente quiero estar.

Hoy tengo 55 años hago lo que quiero me dedico a mis pasiones tengo mucha suerte, amo mi vida, me encanta mi casa, tengo una familia maravillosa. La vida me ha mostrado los caminos y yo los he querido tomar y en el proceso ayudar a otros. Nunca me agoto entonces siempre busco entregar energía para repartir”.

 

Por eso hoy el tema de las peonías lo está disfrutando a concho.  Buscando nuevas variedades de peonias, nuevas alternativas para mejorar su producción, viendo lo que se lleva en el mercado internacional. El año pasado trajeron desde Marruecos   variedades como la Sarah Bernhardt que es la rosada, la Bowl of Cream, Duchesse de Nemours, Old Faithful, entre otras.

 

Hoy cuentan con su propio packing, su propio frío, y es la Consuelo quien junto a su hija del mismo nombre se dedican a embalar cada caja con extrema delicadeza, eligen las flores con pinzas porque el mercado pide ciertos estándares de calidad y es muy exigente.

 

¿Cómo anda el mercado en Chile?

A nivel de productores hoy día hay plantaciones de cinco mil metros, una hectárea con suerte dos hectáreas. Generalmente se exporta la totalidad de la producción, casi el 95 por ciento y el resto se va al mercado nacional. Si pudiéramos todos vender al mercado nacional sería espectacular pero no da. Es una flor cara que en temporada puede costar entre ochocientos y mil pesos la vara.

 

¿Tienen contacto con otros productores de peonías?

Si entre nosotros tenemos un GTT, Grupo de transferencia Tecnológica de productores de la zona. Somos ocho productores desde Graneros a Curicó. Hoy día nos apoyamos, la idea es poder intercambiar opiniones, ver cómo mejorar nuestra producción, poder ir aprendiendo los unos de los otros.

One thought on “CONSUELO MÁRQUEZ , EN EL CULTIVO Y EXPORTACIÓN DE PEONÍAS

  1. HOLA BUENAS NOCHES, QUISIERA CONTACTARME CON USTEDES, TENGO INTERÉS DE CULTIVAR PEONIAS, SI ME PUDIERAN DAR EL TELÉFONO PARA CONTACTARLAS POR FAVOR. SOY DE SAN CARLOS, ÑUBLE, REGIÓN DE PUNILLA. ESPERO PRONTA RESPUESTA, GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares