Ad

RESTAURANTE LA BODEGUITA MIGUEL TORRES. LA EXCELENCIA EN GASTRONOMÍA Y VINOS

 

Cocina chilena de autor ejecutada con acierto. Los ensambles de sabor de sus menús con los vinos elegidos son una propuesta que va más allá del promedio. Todo en una ambientación que invita a la magia que debe proponer todo restaurante.

 

En Alonso de Córdova, Vitacura, de reciente apertura, destaca la oferta gastronómica de La Bodeguita Miguel Torres. Un restaurante de vinos que apuesta por una auténtica comida chilena de autor, sello personal del chef Gabriel Ramos quien utiliza con acierto los ingredientes y sabores de nuestro país en una cocina contemporánea de sabores profundos y fuerte acento en lo estético. Preparaciones que encuentran la perfecta combinación en los vinos que dispone el sommelier Cristián Yañez, profesional de la escuela inglesa The Wine & Spirit Education Trust, Londres, y quien ha seleccionado una carta amplia. Una paleta de vinos y espumantes que reúne 150 etiquetas entre las producciones de la casa y el mundo.

Además, si se considera una persona “culturalmente inquieta” por la cultura del vino, esta noticia le va a encantar. “La carta de vinos provee 31 etiquetas para catar por copa. De estos, 10 vinos Icono entre chilenos o del portafolio de Grandes Terruños que Miguel Torres distribuye en Chile, de bodegas también extraordinarias como Vega Sicilia o Salentein”, indica Cristián. La distendida barra aporta mayor versatilidad aún a este bien definido restaurante de vinos.

De arquitectura modernista, una cuidada atmósfera de viñedos se aprecia desde su ingreso. Fotografías de la familia Torres, libros y vinos reciben a sus visitantes. Mesas de roble restaurado y sillas de cuero ocre, lámparas de varillas de sarmientos, paredes recubiertas de duelas color vino tinto profundo del interior de las barricas. Lucarnas que aportan tan bella luminosidad como el rack de botellas iluminado en su interior, es la ambientación escogida en este espacio espectacular para la hora de almuerzo, para cenar o visitar el bar en Vitacura.

 

Una carta de seis tiempos

 

Conocimos in situ y degustamos las novedades de este magnífico restaurante que presenta una carta de seis tiempos. El Aperitivo o Tentempié que se nos propone comienza con Pescado Curado. Pesca del día con sal de mar y azúcar, servido con crocante de algas, alioli de palta y espuma de soya y limón, que ostenta detalles como la presencia de flores de docas. Un platillo con sabor salino profundo, matices yodados que se hacen más presentes en combinación con el espumante Cordillera Pinot Noir, del Valle de Curicó. La acidez, la burbuja, el tostado de este vino potencian a otro nivel de intensidad el aperitivo.

 

Luego un tentador Abriendo la Mesa. Pulpo de Temporada. Grillado y servido sobre puré de zapallo ahumado con papas semillas, untuosa emulsión de aceitunas y pimentón y cebollitas asadas. Un juego de texturas y sabores costeros con sutiles notas ahumadas y dulzores terrestres que deleitan al paladar y a la vista. El vino recomendado, La Causa, Miguel Torres, Cinsault, del Valle de Itata. Creado del rescate de las primeras cepas que llegaron a Chile, se presenta moderno, armonioso al ahumado del pulpo y dulzor del zapallo con su acidez rica, jugoso, floral. 

 

De la Cocina del Pescador no puede saltarse Pejerrey al Dedo. Pejerreyes fritos con un sutil batido de chispeante crocancia y ensalada aderezada con salsa tártara es un plato perfecto. Un plato de caleta que fascina con su ensaladilla de ají verde con la nota perspicaz del ají verde del Cordillera Sauvignon Blanc, Valle del Elqui. Un vino fresco, frutal marcado, elegante, goloso en boca y que arma un match perfecto con esta Cocina del Pescador.

La versatilidad de La Bodeguita Miguel Torres, en los platos de fondo también presenta una cocina contemporánea y de sabores veganos deliciosos.

 

En Nuestra Huerta, la carta propone Tártaro de Hortalizas. Betarraga y zanahoria confitados, zapallito italiano y rábanos braseados y dressing mayo de garbanzo y mix de hojas verdes. Un plato de verano con estructura, con sabores muy presentes que se nos acompaña con espumante Cordillera, Pinot Noir, que con su sabor flexible y su textura de burbujas, en boca crean sabores de mucho carácter.

 

Cocina de Campo y Casa.  Como cima Lomo de Ternera. Una joya de lomo vetado madurado servido a la parrilla, con polenta cremosa, hongos y pil-pil de tomates. Un plato de textura suave con el sabor potente y expresivo de la carne madurada que es pura excelencia; acompañado de una polenta suave y cremosidad exquisita. Perfecto acompañante es un Cabernet Sauvignon, Manso de Velasco, Miguel Torres, vino ícono de la casa, presencia de frutos negros, cuero, sabores nobles potencian todos los sabores de los ingredientes.

 

Ojo con los postres que son otro deleite mayor. Dulce Final. Postre de malta con huevo (sin alcohol). Un cremoso de malta con huevo, merengues y aire de malta. Un postre para lucirse, elegante, delicado, matices terrosos en notas de almendra y nuez moscada. La tierra de chocolate especiado es una delicia, sabores que se enriquecen con el Riesling Premium, Miguel Torres, Valle de Curicó.

 

En Restaurante La Bodeguita Miguel Torres, hay mucho que recomendar fervorosamente.

 

Dirección: Alonso de Córdova 4280, Vitacura, Santiago. Horarios: Lunes a Sábado 12:00 pm – 00.00 horas. Reservas: Tel +56 75 256 4149 Contacto@labodeguitamigueltorres.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares