ECOREFUGIO SPA, LAGO COLBÚN. UN REFUGIO EN MEDIO DE UN ENTORNO IMPERDIBLE

Desconexión, descanso, aventuras en medio de un paisaje único y sorprendente que invita a admirar la naturaleza y sentir el privilegio de disfrutar de ella. Un refugio donde cada detalle ha sido pensado para conservar y respetar su belleza.

 

Cuando hace diez años los arquitectos Juan Enrique Martínez y su señora Thannia Knuckey, decidieron dejar Santiago para buscar una nueva vida en función de privilegiar la familia que estaban formando, decidieron encontrar un lugar que reuniera cielo, cordillera, bosque y agua. Con esa premisa iniciaron la búsqueda.

Recorrieron Chile y tras no encontrar exactamente lo que buscaban empezaron a pensar en partir fuera del país.

Un día leyendo un diario encontraron un artículo que decía que en Colbún se vendía terrenos. Nunca habían visitado la zona y menos conocían mucho de la región del Maule. Sin embargo al llegar al lago y admirar la belleza que los rodeaba de inmediato, el matrimonio cuenta que sintieron que habían encontrado su lugar. Compraron el terreno, cerraron la oficina de arquitectura en Santiago y construyeron su hogar buscando no invadir la naturaleza y asentarse de una forma amigable en ella. Así llegaron a los contenedores como espacios factibles de ser habitados y que se integraban fácilmente al entorno.

Con los años se dieron cuenta que era un buen proyecto enfocarse en armar algo turístico. A menudo llegaba gente a su casa preguntando si tenían alojamiento y entendieron que había interés por parte de los visitantes del sector de contar con más lugares para hospedarse. “En este lago sólo había segundas viviendas y faltaba una instancia como esta”, cuenta Juan Enrique.

 

Ecorefugio Spa, un lugar que maravilla

 

Así fue como nació Ecorefugio Spa, este maravilloso resort ubicado en la ribera sur del embalse Colbún, en la región del Maule, en una zona recientemente declarada de interés turístico. Aquí los Martínez Knuckey emplazaron primero dos refugios, pero al poco tiempo, les llegaron otros containers para armar; hoy doce refugios forman este privilegiado lugar de turismo. Cada refugio –o cabaña– es independiente uno de otro y todos están construidos a base de la reutilización de contenedores marítimos y materiales reciclados.

De esos inicios Thania cuenta. “Cuando comenzamos con Ecorefugio, a los huéspedes extranjeros que nos visitaban les causaba mucha curiosidad, cómo habíamos hecho para traer los contenedores a este lugar y más aún, ver la reutilización de un elemento que ya había tenido otro uso”, y agrega. “Además nuestro concepto no es el de la cabaña tradicional, priorizamos el descanso con lo justo y necesario para estar cómodos. Un refugio rodeado de pura naturaleza”.

La idea de Juan Enrique y Thannia siempre fue respetar la naturaleza e intervenirla lo menos posible utilizando un sistema de construcción que minimizara la huella de carbón. Por lo mismo se construyeron pasarelas sobre pilotes para todos los recorridos exteriores con el fin de no cortar los cauces naturales del terreno y además ayudar a permitir el crecimiento de las especies que existen en el lugar. “Litre, Boldo Arrayán, Colliguay, Espinos están por todas partes inundando las vistas y el paisaje”, indica.

 

Cómodas instalaciones y próximas propuestas

 

En Ecorefugio Spa cada una de las viviendas está equipada para parejas o personas solas que les gusta disfrutar de la naturaleza con el menor impacto ecológico y estar atendido con todo el cariño y la amabilidad de sus dueños.  Aquí cada módulo cuenta con una cama matrimonial, una pequeña cocina, sistema de regulación térmica, baño, terraza y balcón distribuidos perfectamente en 15 mt2.

Las instalaciones de Ecorefugio incluyen estacionamiento privado, un almacén que cuenta con lo básico por si los huéspedes quieren cocinarse algo, servicio de cafetería, piscina, una pequeña tienda en donde exhiben productos de las zonas aledañas, como los trabajos en crin de Rari y diversos sectores de esparcimiento.

Mientras tanto, Ecorefugio se prepara para recibir a sus huéspedes, Juan Enrique anticipa que en los próximos meses contarán con un completo servicio de spa que incluye sauna, masajes y hot tub. Servicios que vienen a complementar todas las actividades ya existentes en el lugar como son cine al aire libre, paseos en bicicleta, senderismo entre la belleza del lugar, kayac, paseos en cuadrimotos, stand up paddle, entre otros.

Entre tanta belleza Juan Enrique, comenta. “Aquí hubo toda una logística en ser cuidadosos con los espacios que ocupamos y en mostrarle a nuestros visitantes las inmensas posibilidades que tiene nuestra región. Estamos rodeados de tres parques nacionales, Altos de Lircay,  Radal las Siete Tazas y Reserva El Belloto. Por otro lado estamos muy cerca de la Laguna del Maule, del paso Pehuenche y de las Termas de Panimávida”.

Sin duda vivir este tipo de experiencias en medio de toda esta naturaleza es un regalo para renovar energía y no perder de vista que vivimos en un país que no deja de sorprendernos por su enorme belleza.

 

Lago Colbún, Región Maule, Reservas: 56 931784305 / E-mail: info@ecorefugio.cl

 

One thought on “ECOREFUGIO SPA, LAGO COLBÚN. UN REFUGIO EN MEDIO DE UN ENTORNO IMPERDIBLE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares