CLÍNICA SAN PATRICIO. ALTA TECNOLOGÍA PARA CUIDAR LA SALUD DE LA MUJER

En Clínica San Patricio existen diversos servicios dirigidos especialmente a las mujeres, los que son supervisados por un equipo médico multidisciplinario. La médico internista Carmen Cabré nos explica que “estamos tratando de marcar la diferencia a través de la confluencia del equipo de trabajo entre un internista, una pediatra (para las niñas), el radiólogo y la encargada del mamógrafo… Acá encuentra un equipo médico completo que abarca todo en la salud de la mujer”.

 

Este equipo atiende a las pacientes mujeres desde la niñez hasta la adultez mayor. “Es necesario que aprender que la medicina preventiva es la mejor porque permite el diagnóstico precoz, el tratamiento en el momento y evita que eso se disperse”, agrega la doctora Cabré.

 

Equipos de alta resolución y laboratorio

 

Entre los equipos para examinar a las pacientes, Clínica San Patricio cuenta con un mamógrafo de alta resolución que permite hacer mamografías de pesquisa. Recordemos que las mujeres a partir de los 40 años deben hacerse mamógrafias de forma periódica. “Esa mamografía dependiendo de los resultados va a tener como complemento una ecotomografía mamaria que realiza el radiólogo. Lo cual hace que la efectividad y especificidad de esa mamografía aumente”, explica la médico internista.

 

Además, en la parte laboratorio en San Patricio se puede obtener el Perfil Hormonal Tiroideo y el Perfil Hormonal Femenino. Carmen Cabré afirma que “lo que tenemos nuevo para el beneficio de la salud de la mujer es el equipo de ultrasonido y el ginecólogo que está haciendo los ultrasonidos transvaginales y pélvicos. Exámenes que nos permiten diagnosticar precozmente alteraciones uterinas como miomas del útero, o detectar tumores de ovarios –que generalmente son silenciosos–, nos permite detectar la hiperplasia de endometrio”, además el ginecólogo realiza el Papanicolaou”, indica la Dra. Cabré.

 

Este  equipo médico de Clínica San Patricio guía a la mujer durante su vida, por ejemplo a las adolescentes se les enseña a conocer y tratar los dolores menstruales; luego cuando tienen vida sexual activa a conocer cuáles son los días fértiles y cómo protegerse con métodos anticonceptivos y preservativos; de los 21 a los 40 enseñarles que deben realizarse el Papanicolaou con más regularidad; explicarles cómo realizar el autoexamen de mamas; y ya en la menopausia y postmenopausia, no dejar de hacerse chequeos periódicos para evitar enfermedades o detectarlas a tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares