Chile hoy

Han sido días muy difíciles para el país, muchos podemos pensar que las demandas casi todas son legítimas, pero la gran mayoría repudia la forma y en cómo han terminado las marchas.

Y es sobre los daños que ha habido en las marchas, cuando a muchos se escucha decir “pero tienen seguro”, como si el daño diera lo mismo, lo que significa no saber cómo funciona el mercado asegurador y reasegurador. Todos los seguros tienen deducible, un porcentaje (un 10% de la pérdida o del monto asegurado) con un mínimo de UF, por lo cual el propietario del local, negocio o tienda debe asumir esa pérdida, si la rotura de vidrios por huelga o saqueo estaba afecta a un deducible que era un porcentaje del monto total asegurado ahí debe asumir el total de los daños. Es decir el seguro no paga.

Si los seguros pagan y asumen grandes pérdidas, suben las primas, resultado el propietario paga el alza, si a este le suben sus costos, suben los precios, ahí pagamos todos. Los daños los pagamos todos. Además desde el 18 de octubre a las 18,00 horas las compañías aseguradoras dejaron de vender seguros, no aceptaron nuevos negocios, no cotizaron, no recibieron endosos (movimiento a la póliza, ya fuera por aumento de monto, nuevas ubicaciones, incluir adicionales, etc) es decir el mercado asegurador chileno se paralizó. Este tipo de siniestros por magnitud y ocurrencia lo pagan las compañías chilenas, no califica como catastrófico por lo cual no lo asume íntegramente el reasegurador. Los daños los pagamos todos los chilenos ya que todos los seguros subirán sus valores por ende los afectados subirán sus costos y como tal sus precios.

Pero también hay daños irreparables y de largo plazo para la calidad de vida de las personas, como el metro. También daños indirectos a la economía país como no haberse podido realizar las Cumbres APEC, COP25 y Copa Libertadores.

Hoy todos los sectores deben sentirse convocados a conversar con altura de miras sobre cómo salir adelante. Chile y los chilenos están muy por sobre cualquier otro interés ideológico o partidista.

 

Mario Undurraga

Director

One Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares