Arturo Henríquez Arbizu, Viña Aromo. Vinos con tradición centenaria

 

Viña Aromo, es una de las pocas viñas en Chile que está ad portas de cumplir cien años de historia. Esto, sumado al prestigio y calidad de sus vinos han permitido que esta viña del Maule tenga hoy reconocimiento a nivel mundial. Recorrimos sus bodegas para saber un poco más de su historia.

 

Una empresa familiar, que ya va en la tercera generación, y que ha sabido seguir las tendencias del mercado, innovar y, como siempre sorprender con éxito.

Arturo Henríquez Arbizu, es arquitecto y MBA, casado, 3 hijos y en sus primeros años de profesión trabajó en Santiago, en el rubro inmobiliario, antes de comenzar a trabajar en la viña. Recuerda que para el terremoto de 2010, estaba en Talca con su familia, y cuando vio todo el daño y trabajo de reconstrucción que había que hacer, decidió hacerse cargo de la reconstrucción de la bodega. Esto fue un giro radical en lo laboral,  y así comenzó a trabajar en la viña y a supervisar los procesos productivos, involucrándose cien por ciento en el negocio familiar.

Arturo Henríquez, nos cuenta sobre las fortalezas y cualidades de Viña Aromo. “Ser una empresa familiar nos ha permitido tener una gran trayectoria y estabilidad  en estos casi 100 años de historia”. También, destaca. “Viña Aromo es una gran familia”, nuestros colaboradores están comprometidos con la empresa; lo que se traduce en un  buen trabajo en equipo; además de productores de uva y clientes que han crecido con nosotros. Esto ha facilitado un crecimiento colaborativo. Además,  “siempre hemos trabajado con  una visión a largo plazo, un trabajo colaborativo…. mayor unidad ante los desafíos y hacer una buena gestión para continuar con el desarrollo y crecimiento del negocio”.

Viña Aromo es conocida, no sólo por el estilo y la calidad de sus vinos, sino también como una importante distribuidora de licores y vinos. “Con la crisis del vino de los ochenta, la empresa tuvo que reinventarse para poder seguir produciendo,  y se abrió  en forma paralela, la distribución de licores y vinos de otras marcas. Así se implementó un consolidado sistema de reparto y comercialización, con cobertura en la VI, VII y VIII región y región Metropolitana”.

 

Historia y trayectoria

 

Para Arturo Heníquez A. Viña Aromo tiene una  historia  de arduo trabajo y de mucho esfuerzo que ha visto y escuchado de su padre don Arturo Henríquez Matta, quien le ha contado sobre el trabajo de su abuelo Víctor Henríquez, su esfuerzo, la perseverancia y toda la dedicación que han puesto en esta empresa familiar. Un trabajo arduo y el buscar oportunidades frente a las crisis, les permitió sobreponerse ante las dificultades del mercado, lograr estabilidad y reinventarse, siempre pensando en continuar, modernizarse y crecer.

 

El abuelo de Arturo Henríquez Arbizu, don Víctor Henríquez Solar comenzó con un campo con viñedos en Parral. También compró otros campos, para luego integrar el negocio vinícola. En la década de los treinta su abuelo compró la bodega  El Aromo, que desde 1922,  estaba en manos de empresarios franceses y funcionaba para vinificar y envasar vinos.

 

Después que su abuelo Víctor Henríquez se hace cargo de esa bodega,  logra tras años de trabajo y visión emprendedora, que viña Aromo se convirtiera en una reconocida empresa vinícola de la región. Luego de varios años, en la década de los ‘70, sus hijos Arturo y Manuel Henríquez Matta entraron a trabajar a la viña y con el tiempo se hicieron cargo del negocio. En la actualidad, los nietos de Víctor Henríquez  -Arturo y Manuel José (primos)-   se incorporaron a la empresa hace algunos años atrás, cada uno en su área, sumándose la tercera generación.

 

 

Apertura a nuevos mercados y negocios

 

 

Perfeccionista, ordenado, austero y  comprometido con su gente y con su equipo de trabajo, Arturo Henríquez A. se desempeña en la actualidad como gerente de desarrollo de la viña y su gestión tiene que ver con el área agrícola, las bodegas, el proceso de vendimia y la exportación a granel.

 

Junto con lo anterior, Arturo también gestiona y administra la bodega y el proceso de vendimia. “Se producen uvas de diferentes calidades desde uvas masivas, varietales, reserva y uvas premium que están distribuidas en cuatro unidades productivas. En vendimia procesamos entre 9 a 13 millones de kilos de uva, cantidad que puede variar, dependiendo de las condiciones de mercado, pronósticos de cosecha y stock de cada temporada.  De esa cantidad total, el 35% a 40% es de producción propia y el resto corresponde a uva de otros productores, con los cuales tenemos una muy buena relación comercial de largo plazo”.

 

Este proceso que va desde la logística para la recolección de la uva cosechada en los campos, la molienda y hasta la vinificación en la bodega dura aproximadamente 3 meses, comenzando en febrero hasta mayo. “Aquí es cuando se requiere del  compromiso de nuestros colaboradores, y estar atentos y trabajar 24/7 en  la evolución de la vendimia, y así garantizar un buen abastecimiento y calidad de vino”.

Una de las principales características de la bodega que Arturo destaca,  “es que está acondicionada para procesos de recepción por lotes específicos, como también para un proceso de recepción más continúo para uvas destinadas a mercados más masivos”.

 

Luego de la vendimia y durante el año, el vino  se despacha a granel a la bodega envasadora. “Y ahora  no sólo estamos enviando a nuestra bodega, iniciamos también la exportación a granel, logrando esta nueva integración de negocios.

 

 

Crecimiento y exportaciones

 

 

La casa matriz de esta viña, se encuentra todavía en la bodega original de los inicios, ya que es un edificio histórico, que la familia Henríquez conserva con mucho orgullo. Con el paso de los años, el buen posicionamiento de sus vinos y la rentabilidad de la empresa, los hermanos Henríquez compraron en el año 95 la bodega Trapiche, ubicada en Villa Alegre. Esta expansión les permitió tener un crecimiento en la capacidad productiva y llegar a elaborar en la actualidad, sobre 12 millones de litros anuales, con una capacidad de guarda de 16 millones de litros, y así se comenzó a elaborar nuevas líneas de vinos embotellados, incorporaron espumantes y, además de continuar con la distribución de licores a terceros.

 

A finales de la década de los ´90, comienza a surgir la intención de exportar, por eso los enólogos de Viña Aromo, se centran en producir vinos más finos y complejos. Las primeras exportaciones de la viña, fueron a finales de los ‘90, a Europa.  Desde entonces, esta prestigiosa viña del Maule ha ido ampliando sus exportaciones y llegando a nuevos mercados – a 30 países y en cuatro continentes-, además de consolidarse comercialmente en nuestro país, con una producción anual que supera los 10 millones de litros. “Todo esto nos exige estar todos los años  modernizándonos y haciendo mejoras en nuestra bodega, implementando nuevos equipos y tecnología en nuestros procesos productivos. También contamos con certificaciones como HACCP y BRC”, explica Arturo.

 

Actualmente, Viña Aromo es la cuarta viña en participación de mercado a nivel nacional y estamos presentes en los principales canales de venta de Chile. La viña produce líneas reserva y gran reserva, que han sido galardonadas en importantes concursos especializados nacionales e internacionales. Y en el mercado del retail, se ha enfocado en aumentar las ventas de vino fino. Una de las marcas que se comercializa en el mercado nacional es “Dogma”, una  línea más premium que se ha posicionado masivamente.

 

¿Cuáles son los vinos más premiadas de Viña Aromo?

Hace algunos años que partimos enviando nuestros vinos a periodistas y críticos especializados master wine, y hemos visto como, por ejemplo, vino Aromo Reserva Privada Syrah ha sido galardonado con los mejores puntajes, llegando a obtener 95 puntos James Suckling en el 2019 y 94 puntos el 2020, lo que muestra la calidad y constancia enológica de nuestro vinos en el tiempo. También están nuestros vinos Premium: Aromo Barrel Selection, The Blend y Dogma Prime Cabernet Sauvignon los que ya se han ganado un sitial dentro de los vinos más premiados de la viña y del Valle del Maule.

 

 

 ¿Cuáles son las cepas más destacadas de viña Aromo?

Nuestro vino Dogma Reserva especial Marselán-Carmenere siempre ha sido muy bien evaluada por la crítica experta, al tener una combinación única con esta dos cepas. Viña Aromo fue la primera en plantar la cepa Marselán, de origen francés, en el valle del Maule y la primera viña en Chile en lanzar un vino de Marselán con resultados exitosos.

 

¿En elaboración de vinos, algún producto nuevo que se esté desarrollando?

Ahora nuestros enólogos están trabajando en un vino icono, para conmemorar nuestros 100  años de trayectoria.  Será un vino muy especial, con una edición limitada,  de lote pequeño y se espera que esté listo a mediados de  2021. Estamos en búsqueda de un nombre para este nuevo vino blend que simbolice y represente los 100 años de vida de nuestra viña. El nombre del vino será escogido de forma interna por nuestros colaboradores, a través de un concurso, para darle un sentido especial.

 

 

¿Qué ventajas competitivas de Viña Aromo,  han permitido posicionarse como una sólida empresa del rubro y mantenerse en el tiempo?

Somos una empresa versátil, y eso hace que podamos adaptarnos a los diferentes cambios del mercado. Y hemos logrado reinventarnos y diversificar nuestros negocios. El estar diversificados en diferentes mercados, nos da la capacidad de obtener rentabilidad de nuestros recursos a lo largo de toda la cadena de valor.

 

 

¿Cómo proyectas a la empresa en veinte años más?

Visualizo una empresa más diversificada y con aún más integraciones de negocios pensados en el largo plazo, y al mismo tiempo con una trayectoria familiar importante, que para nosotros es sinónimo de estabilidad y proyección.

 


 

Henríquez Hermanos Bulk Wine

La viña en búsqueda de hacer crecer el patrimonio y para diversificar el negocio, comenzó en 2019 con la  exportación  de vino a granel, área que Arturo comercializa y gestiona. “Esta es nuestra segunda temporada y estamos muy optimistas con nuestro comienzo. Ya hemos despachado contenedores a países como Inglaterra, Francia, Alemania,  Dinamarca y Japón…  y para diferenciar esta nueva área de negocio hemos desarrollado la marca Henríquez Hermanos Bulk Wine. Usamos el nombre de los dueños porque pensamos en el largo plazo”, señala Arturo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares